Archivo del sitio

Conocemos a… Andrea Feijoo (CD.Lacturale Orvina)

  Andrea Feijoo Fernández es nuestra siguiente protagonista en nuestra sección. Ourensana de nacimiento ha    recorrido varias ciudades y equipos de España hasta acabar este año en el equipo pamplonica de Orvina.

La  conocemos un poco más a través de esta entrevista.

Mucha suerte Andrea, deseamos que tus sueños se hagan realidad.

 

Andrea Feijoo Fernández

Equipo: CD Lacturale Orvina

 

 

Para que nuestro público te conozca nos gustaría que nos contaras brevemente tu trayectoria.

Debuté con el C.D Ourense en el 2002 y estuve en este equipo hasta que en la temporada 2006/07 fiché por el ponte Ourense para competir en liga autonómica, ese mismo año ascendimos a D. de Honor.
En la temporada 2009/10 fiché por el Móstoles.
En la 2010/11 estuve en el Valladolid.
Y actualmente juego en el Orvina Lacturale.

Saliste de tu Ourense natal para jugar en Móstoles ¿te costó tomar la decisión?

Pues la verdad es que no mucho, cuando me llamaron sí es verdad que tenía ganas de salir de mi casa, y estaba decidida a probar la experiencia en otro club, con otra gente totalmente desconocida para mí y ponerme a prueba en lo deportivo y personal lejos de toda mi gente. Hay cosas que borraría de ese año pero creo realmente que lo valoro positivamente.

Ganaste la Copa 2010 en tu ciudad ¿convirtió ese hecho en más especial el ganar un título?

Pfff! Pues imagínate. Vaya momentazo!!! Era el primer año fuera de mi casa, con un nuevo equipo y lo que menos imaginaba es que ese año jugara la Copa de España en mi casa. Recuerdo que desde que salí de Móstoles tenía un cosquilleo en la tripa, unos nervios que no desaparecieron en ningún momento.
Fue un finde especial sí, mis compis también han hecho que fuera así  y quizás difícil de repetir por la gente con la que viví eses días y lo especial de cada momento vivido con mis compis.
Agradecerles esos días a ellas y a toda la gente que me apoyó desde la grada y que hicieron de ese día un momento inolvidable y especial.

 

 

 

El año pasado recalaste en Valladolid, ¿qué balance haces de esa temporada? ¿Crees que se valoró tu esfuerzo en una campaña con tan pocos efectivos? ¿Fue especial el regreso a Valladolid en la cuarta jornada?

Pudo haber sido mejor, si no hubiéramos tenido tan mala suerte con las lesiones hubiéramos llagado a los puestos de copa sin ningún problema pero tuvimos bajas muy importantes y lo hemos acusado durante casi toda la segunda vuelta, aún así las 5, 6 jugadoras que quedamos tuvimos claras opciones de clasificarnos pero nos quedamos fuera del objetivo por un punto.


Bueno al final de temporada sí he recibido el reconocimiento de mis entrenadores y es de agradecer, pero ese reconocimiento considero que nos ha faltado en los malos momentos que ha pasado el grupo durante el año tan largo que pasamos, cuando las cosas no salían, cuando la suerte no nos sonrió o cuando lo dejábamos todo en la pista y no recibíamos nada a cambio en forma de puntos, en esos momentos si hubieran servido de mucho los reconocimientos o palabras de ánimo que no había nada perdido pero bueno espero que al menos sirva para que no cometan este año los mismos errores.
No, especial no, fue un partido más.

¿Te hubiera gustado regresar al Ponte Ourense para esta campaña?

Este año no, pero sí que tengo en mente volver a casa en algún momento, lo que no tengo claro es cuando. De momento fuera de casa no estoy mal, es cierto que hay momentos en los que me ataca la morriña pero es algo normal cuando las visitas a mi familia y amigos son tan pocas y cortas.

Tu fichaje por Orvina se concretó avanzado el verano, ¿costó cerrar el fichaje?

Tardé bastante en cerrar la salida del Valladolid como el fichaje por el Orvina Lacturale, tanto que cuando yo llegué a Pamplona el equipo ya llevaba una semana de pretemporada.
Fue un verano ajetreado, puesto que para poder hablar con otros clubs quería primero desvincularme totalmente del Valladolid y para ello necesitaba que me dieran la carta de libertad y así después poder hablar y concretar con otros equipos y hasta que la tuve en mis manos pasó una larga temporada, pero bueno al final, salió todo lo bien que se esperaba.

Cómo fue la adaptación a tu nuevo equipo?

Bueno, cada vez mejor. Pienso que los inicios siempre son difíciles y la facilidad o dificultad depende mucho de la gente con la que topes, aquí la gente es muy sana y hospitalaria, el grupo está unido y hay muy buen grupo dentro del vestuario asique no tengo ninguna queja, la adaptación me la han facilitado bastante la verdad.

¿Cuáles son las aspiraciones del equipo? ¿Y las tuyas a nivel personal?

Somos conscientes de que el grupo es joven y novato en la categoría, aún así creo que tenemos equipo para hacer algo interesante esta campaña y superar los apuros que han pasado la temporada pasada. Confío en la mejoría del grupo de aquí a finales de año ya que cometemos errores que aún se pueden subsanar con trabajo y con las ganas que creo que aún nos quedan a tod@s. Mis aspiraciones… bueno, con lo exigente que soy creo que me conformaría con entrar en copa, creo q no pido mucho jejeje y como aspiración personal es mejorar día a día para poder debutar algún día con la Selección Española, está difícil porque hay jugadoras muy buenas pero hay que luchar por los sueños y ese es el mío.

Estás destacando en la faceta goleadora, ¿te ha sorprendido tu facilidad para ver puerta este año?

Pues bastante no te voy a engañar. Nuestro inicio de temporada está siendo bueno, somos de los equipos más goleadores y junto conmigo están dos compañeras más en la parte alta de la lista de goleadoras Sandra y Raquel Moreno y eso es señal de que estamos haciendo las cosas bien, espero que dure y no sea simplemente una buena racha.

Como ourensana, ¿cómo ves la polémica que hay entre los dos clubes de tu ciudad?


Enfin! Me parece muy fuerte lo que está pasando la verdad. Nunca hubo ningún tipo de acercamiento porque es cierto que la rivalidad es extrema pero lo ocurrido en esta última semana rebasa todas las barreras. Por eso me gustaría desde aquí, con tu permiso, mandarle unas palabras de ánimo a Plácido Díaz que me consta que no está pasando por momentos fáciles. No sé mucho de lo ocurrido, pero sí conozco al presi, sé lo bien que se porta y se portó conmigo, se como trata a la gente que aprecia y sé lo cordial y educado que es con la gente que no le importa por eso me parece increíble creer lo que se dice de él, afortunadamente todo cae por su propio peso y al final la gente que intenta hacer tantísimo daño pagarán por el daño que causan, un besiño inmenso desde Pamplona presi.

Anuncios